¿Manillar plano o de doble altura en Mountain Bike?

Dentro de las opciones que tenemos en los manillares la pregunta “¿plano o doble altura?” siempre va a estar ahí, pero dependerá de un factor muy importante: nuestra necesidad real.

Antes de contarte mi propia experiencia voy analizar los puntos a favor y en contra de cada opción.

¿Manillar plano o de doble altura? Características y diferencias

El manillar plano beneficia principalmente la aerodinámica en la bici. Está pensado para adoptar una postura mucho más rodadora (racing). Es por esto que sea aconsejable para rutas más rápidas.

Manillar plano o de doble mtb

Además, el comportamiento de la bici puede variar ya que aumenta la tracción de la rueda delantera al ir más “sobre ella”. Este factor es muy valioso sobre todo en las subidas, evitando que la rueda delantera se levante.

El punto en contra es que a priori proporcionan menos comodidad que los de doble altura. Los manillares planos son prácticamente un fijo en bicis de gama media/alta y sobre todo rígidas.

Y hablando de los manillares de doble altura, hay que decir que su punto a favor más importante es la comodidad que ofrecen. La postura sobre la bici es más erguida y eso redunda en una mayor relajación de la zona lumbar.

Además, en los descensos ofrecen mayor seguridad ya que los brazos abarcan más zona y el agarre aumenta. Por ejemplo, es más fácil levantar la rueda delantera y realizar saltos con uno de doble altura pero este punto hace también que en las subidas la tracción delantera sea algo inferior.

Es el manillar más utilizado en las bicis de doble suspensión.

Opinión sobre manillar de doble altura

Pues bien, te cuento mi experiencia. Cuando compré mi primera bici, una Giant Revel rígida, esta traía un manillar de doble altura y tras los ajustes pertinentes realizados por el biomecánico (potencia invertida incluida) la comodidad mejoró bastante.

En cambio, la Orbea Oiz (la bici que vino tras la Revel) monta un manillar plano. Esta bici, si bien es de doble suspensión está pensada para ir rápido (XC) y al principio, que no fuera de doble altura me daba reparos. Tras probarlo, tengo que decir que voy muy cómodo. La postura es radicalmente diferente pero tengo que decir que voy muy bien con un manillar plano.

En definitiva, la elección del manillar depende de muchos factores y lo que siempre tiene que prevalecer es que vayamos cómodos y agusto para poder disfrutar de nuestras sesiones MTB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *